lexasesores-malaga

Torremolinos y Benalmádena

 

Tras años trabajando, por una u otra razón, nos encontramos en situación de desempleo y decidimos que vamos a capitalizar nuestra prestación por desempleo para constituir nuestro propio negocio, lo que conocemos como "pago único". Es entonces cuando nos surgen dudas sobre la tributación de las cantidades que nos abonan. En este articulo, nos ocupamos de todas ellas.

En primer lugar decir que las prestaciones por desempleo reconocidas por las respectiva entidad gestora cuando se perciban en la modalidad de pago único están exentas de tributación. Pero, ¿hay algún requisito que debamos cumplir para disfrutar de dicha exención? La respuesta es si. Dicha exención estará condicionada al mantenimiento de la acción o participación durante el plazo de cinco años, en el supuesto de que el contribuyente se hubiera integrado en sociedades laborales o cooperativas de trabajo asociado, o al mantenimiento, durante idéntico plazo, de la actividad, en el caso del trabajador autónomo.

¿Qué pasa si incumplimos este requisito? No debemos presentar declaración complementaria del año en que obtuvimos el pago único, sino que regularizaremos en la renta correspondiente al año en que se hubiera producido el incumplimiento, incluyendo la cuota o cantidad derivada de la excención disfrutada incorrectamente más los intereses de demora (DGT V0600-12 de 20-3-12)

¿Hay algún límite cuantitativo de dicha exención? Con efectos desde el 01.01.2013, se suprime el límite de 15.500€ y por tanto no hay límite.

¿Y que pasa con las cantidades que percibimos mensualmente en concepto de bonificación de cuotas de la seguridad social como trabajador autónomo? También están exentas al ser una de las modalidades de capitalización o pago único de la prestación por desempleo reconocida por la normativa laboral. (DGT V0413-09 de 27-2-09 y V0912-10 de 6-5-10).

!Si tienes alguna otra casuistica, no dudes en ponerte en contacto con los profesionales de Lex Asesores!

Publicado en Fiscal

Las cláusulas suelo están en boca de todos desde hace un par de años. Estas famosas cláusulas no son más que el límite que los bancos incluyen en sus hipotecas para que en el caso de situarse el Euribor por debajo de un porcentaje éste se active, asegurando a las entidades bancarias el cobro de sus intereses.

clausulas suelo renta

Esta cláusula está siendo anulada por los tribunales, al considerarse excesiva y poco transparente en numerosas sentencias. Pero la cuestión que nos compete es cómo incide en nuestra declaración de la renta, en el caso de que se nos devuelvan los intereses pagados de más y en el caso de que nuestra hipoteca haya estado sujeta a beneficios fiscales (deducción por vivienda habitual, rendimientos de capital inmobiliario –alquiler de un inmueble- o rendimientos de actividades económicas).

Pues bien, la respuesta a nuestra pregunta dependerá del fallo de la sentencia y de cómo nos reconozca la anulación de la citada cláusula, encontrándonos con tres diferentes casos:

  1. Sentencia judicial anulando la cláusula que fije la devolución de las cantidades pagadas en exceso con carácter indemnizatorio. En este caso no tendría efecto fiscal.
  1. Que se fije la restitución de los intereses cobrados en exceso aplicándolos sobre el principal pagado en cada ejercicio, por lo que tampoco tendría efectos fiscales.
  1. Que se proceda a la devolución de los intereses pagados de más y que se aplique dicha devolución sobre un único ejercicio, por lo que sí procedería la rectificación por los ejercicios afectados no prescritos, presentando una declaración de IRPF complementaria por cada uno de ellos.
Publicado en Actualidad